A S S O C I A Ç Ã O   D E   D E F E S A   D A   S A Ú D E   D O   F U M A N T E       Tornar página inicial     Adicionar a Favoritos

Fundada em Fevereiro de 1995
Declarada de Utilidade Pública Municipal

 Inicial         Contato        Filie-se

 

   

Notícia Suíça

Philip Morris y Souza Cruz, condenadas en Brasil a indemnizar a los fumadores por haber ocultado información.

La justicia brasileña condenó hoy a las tabacaleras Philip Morris (estadounidense) y Souza Cruz (brasileña, perteneciente a British American Tobacco, británica) a indemnizar a los fumadores y ex fumadores del Estado de Sao Paulo por omitir información sobre los peligros del consumo de tabaco.

La sentencia del tribunal de Justicia Civil de Sao Paulo no sólo asegura que la acción colectiva contra las tabacaleras es pertinente, sino que de hecho reconoce el daño a los consumidores y condena a las tabacaleras "a indemnizarlos por daños materiales y morales".

La juez, que falló de esta forma a favor de la Asociación de Defensa de la Salud del Fumador (ADESF), asegura además que la nicotina "es perjudicial" y conlleva "dependencia física y psíquica", por lo que las tabacaleras deben "adecuar sus envoltorios y la publicidad" a esta realidad.

La cuantía de la indemnización aún tiene que fijarse, por parte de un segundo tribunal, pero ADESF reclama 1.500 reales (más de 400 euros) para cada consumidor por año de consumo. El Estado de Sao Paulo cuenta con 37 millones de habitantes. Ambas compañías han anunciado su intención de recurrir la sentencia.

ADESF presentó su demanda hace ocho años, acusando a ambas compañías de "perjudicar a los consumidores y practicar publicidad engañosa de sus productos, al dejar de prestar informaciones claras y precisas". Philips Morris, por su parte, respondió que fumar es una acción voluntaria.

Brasil, tercer productor mundial de tabaco, practica desde 1986 una agresiva política pública contra el consumo de tabaco, en campañas intensificadas en los últimos años y orientadas a reducir las 200.000 muertes anuales por esa causa.

De hecho, desde 2001, el Gobierno obliga a imprimir en la cara posterior de los paquetes de cigarrillos imágenes a todo color en las que se aprecian los distintos riesgos para la salud que acarrea fumar, por ejemplo, impactantes fotos de enfermos terminales de cáncer.

 

© Copyright 2008 - ADESF - Melhor visualizado em 1024x768 pixels - Desenvolvido por Ivan de Castro